jueves, 14 de abril de 2022

ME INSPIRA

 




Me inspira la luz del sol cuando por mi ventana entra anunciando la llegada de un nuevo día y con timidez asoma y avanza abrazando mi cuerpo que reacciona y despierta al contacto de la suave caricia. Me inspira el aroma a tierra húmeda, la fresca fragancia de la vegetación humedecida por la lluvia. Me inspira el aire puro y limpio que en plena naturaleza se inhala. Me inspira la suave fragancia de las flores, la belleza de sus múltiples colores, el murmullo del río en el discurrir de sus aguas. 

Me inspiran las figuras que dibujan las nubes con su mágico pincel, me inspira el tono crepuscular que el firmamento adquiere en cada atardecer, el espectáculo visual que en cada amanecer nos regala.

Me inspira la sonrisa franca de los niños, la inocente mirada con que regalan su pureza, me inspiran las noches cuando la luna se engalana y con orgullo muestra su esplendor y su grandeza. Me inspira y me emociona cuando el mar me habla, cuando con su manto de espuma blanca me acuna y me abraza, cuando muy despacio me susurra con su brisa y me besa el alma.

Me inspiran las palabras que en silencio se pronuncian, la complicidad de la mirada enamorada, el abrazo que por sí solo expresa todo el contenido del alma. Me inspira la verdad que se descubre cuando se observa desde la calma, me inspira la nobleza de corazón, la generosidad de la mano que se tiende sin necesidad de demanda. Me inspira y me emociona la explosión de vida que la Primavera brinda en cada llegada. 




Imagen de la red








    

lunes, 14 de marzo de 2022

VUELVES

  





Vuelves una y otra vez cuando cae la noche, cuando la oscuridad se aproxima y el silencio se pronuncia activando todos los resortes que invitan al sueño. Vuelves una y otra vez cuando las luces se apagan, cuando mis ojos se cierran, cuando mi mente se calma y mi alma te sabe y  segura te espera. En ese momento de magia en el que realidad y fantasía se fusionan dando rienda suelta a los deseos, momento en el que todo es posible y todo ocurre bajo el cálido manto de la verdad que existe muy adentro.

Vuelves una y otra vez y la mirada interna recorre el espacio por el que percibe que te acercas, ahí estás, inconfundible y cierto formando parte de esa otra realidad que nos envuelve y nos funde en el mismo plano, en el mismo sueño.

Escucho tu respiración y te inhalo absorbiendo tu esencia. Se apodera de mí una hermosa sensación de plenitud al saberte de nuevo tan cerca, tan mí, dos almas errantes vagando unidas entre realidad y ensueño.

La estela de tu aroma queda impresa en cada palmo de mi piel, adentrándose hacia el interior hasta abrazar la más diminuta partícula. Mis sentidos despiertan al mismo tiempo que escucho tu latir acortando la distancia entre mundos pasados y presentes, entre días y noches perpetuas, deteniendo el reloj, paralizando el tiempo.

Inconfundible eres a pesar de no conocerte, mis manos recorren el espacio del desnudo lecho buscando tu nombre, no te hallo pero sé que existes dentro de mí, instalado por siempre, perviviendo en mis sueños, saboreando  la experiencia de un amor que comienza cuando el sol se pone y la luna brilla para mostrarte el camino que a mi alma te guíe, donde te espera, te recibe y emocionada te abraza. Ahí, en ese punto de encuentro te siento, recuperando recuerdos de muchas historias de muchos tiempos.

Te adivino, te percibo, te intuyo, te presiento y siempre ocurre que vuelves, te acercas y en mis sueños te introduces dándome a conocer la inmensidad que habita en mi interior, un amor infinito del que mi alma se nutre y se alimenta. Un amor que se mantiene vivo cuando amanece y despierto con la certeza de tu existencia y tu esencia permanece conmigo hasta que el sol se pone y la noche llega propiciando un Amor que se reproduce cuando cierro los ojos y te acercas y conmigo te fundes en el más sublime de los sueños. 




Imagen de la red




 

miércoles, 23 de febrero de 2022

DIMINUTO ESLABÓN






Absorta en mis pensamientos me acomodo en brazos del silencio escuchando el sonido de mis propios latidos. Mientras la lluvia va cayendo la mente se relaja y el cuerpo cede a la cadenciosa melodía abandonándose a la placidez que induce al ensueño.

Me recojo en mi misma, me entrego al momento y observo cómo al compás de las notas fluyen instantáneas que se liberan y vuelan en el libre albedrío de la imaginación. Imágenes que se funden con la realidad deseada, desvelando entresijos de otras realidades en dimensiones donde  se percibe plena consciencia de l existencia. 

El viaje comienza, me transporto en mi nave fantasía y me elevo hacia el infinito iniciando el trayecto que me conduce  a escuchar los secretos que para mí guarda el Universo.

Surco la inmensidad del espacio abierto recreándome en la contemplación de lo etéreo. Me adentro en la sinfonía que se propaga en el cosmos, eco universal, vibración de amor que penetra en el alma depositando la huella del no-tiempo. 

La nada y el todo se funden, se agrandan las dimensiones de lo pensado y lo creado, de lo cierto y lo ficticio, se conjugan las formas de estrellas y planetas manteniendo la distancia necesaria para no colisionar entre ellos.

Reina la armonía, me hallo ante la mágica contemplación de la perfección del Universo. Testigo directo del nacimiento de una nueva estrella tras la explosión de fuego, maravillada de la supernova que forma parte de la reconstrucción, muerte y vida se producen al mismo tiempo, nada se pierde en la infinita grandeza del Universo.

La lluvia cesa y envuelta en nebulosa vuelvo de regreso despertando de la ensoñación con la convicción de ser parte de la creación, un diminuto eslabón de la inmensa cadena que al Todo nos conecta, diminuta partícula de una gran obra perfecta.  





Imagen de la red





domingo, 23 de enero de 2022

TE ADIVINO

 

 



 




 Te adivino recorriendo muy despacio el infinito.

Te adivino en tu sutileza etérea acercarte en distintas formas.

Te adivino y te siento tan cerca,

tan presente que puedo saberte sin verte.

Eres luz que ilumina mi alma,

guía y faro en mis noches desveladas

y en mis días de nubes plomizas.

Eres en mi corazón la llama que irradia vida.




Imagen de la red






miércoles, 5 de enero de 2022

ESTRELLA FUGAZ








Como una estrella fugaz llegas inundando de luz mi santuario, cálida brisa que recorre mi espacio mientras contengo el aliento. Como una estrella fugaz cruzas mi universo, acudiendo a los deseos del alma, besando mis pensamientos.

Efímeros segundos en el breve espacio en el que la imaginación vuela y la fantasía se desata. Surcas en tu fugacidad los espacios en blanco de los recuerdos avivando la memoria, retrocediendo en el tiempo, recuperando los fragmentos aislados que no se unieron.

Como una estrella fugaz invitas a la ensoñación y solicitar del Universo un deseo. Adivinas con el don que te otorga lo divino cuál es mi mayor anhelo y grabado queda en la estela de tu vuelo.

Como una estrella fugaz vienes anunciando la brevedad del tiempo, la relatividad con que se percibe todo en la supuesta realidad que nos envuelve, dependiendo del lugar y situación se eternizan los instantes y en el siguiente parpadeo queda paralizado en las notas de la partitura vivida que incompleta quedó en la noche de los tiempos.





Imagen de la red



lunes, 13 de diciembre de 2021

ENSOÑACIÓN





Te enredas en el espacio que hay entre lo invisible y lo cierto haciendo que mi cordura se tambalee, posas sobre mí tu mirada mientras tus manos me besan estremeciendo mi alma, siento sacudidas eléctricas en mi cuerpo, erizando mi piel, recorriendo mis sentidos, haciendo vibrar de emoción todas las células de mi ser. 

Sugestionada por el momento dejo volar mi imaginación y me permito soñar despierta tocando con el pensamiento cada partícula de tu ser, materia etérea que modelo y doy forma guiada por el cincel de mi intuición. Te creo desde mi ensoñación y te siento como la prolongación de mi alma entrelazados en espirales de fuego y nieve que se buscan y se alcanzan, que se funden sincronizando sus latidos en la misma frecuencia en que el corazón late despertando a la magia.





Imagen de la red





miércoles, 8 de diciembre de 2021

AMOR EN ESENCIA







Te pronuncias sin palabras en este encuentro tanto tiempo esperando, las cenizas de muchos tiempos cobraron vida y se reabrieron dejando al descubierto los rescoldos que se mantenían latentes con la fuerza suficiente para reiniciar la luz de la llama y avivar el fuego.

Soñaba con que llegara el día mostrando esplendoroso un amanecer en el que depositar toda la fuerza que en mi corazón sentía palpitar. Las llamas de la ilusión crecieron y se fundieron en una danza de mágicos movimientos en señal de vida renacida.

El aire llegaba impregnado de nuevas fragancias envolviendo el ambiente en su frescor, restaurando las grietas por donde se esfumaron los olvidos. Nada se perdió en el tiempo, todo el Amor queda plasmado en recuerdos que el alma atesora para resurgir en el justo momento en el que nace la aurora ofreciendo el regalo de vivir en la convicción de ser Amor en esencia. 



Imagen de la red




martes, 23 de noviembre de 2021

EL JARDÍN

 







Acostumbraba a saborear el aire limpio y puro que se filtraba a través de los grandes ventanales de acceso al jardín con mirada nostálgica, pensó que ahora ya era el momento de hacer un gran esfuerzo y cruzar la puerta y salir fuera para disfrutar de ese espacio tan querido para ella. Logró salir al hermoso jardín y se sentó en el butacón de mimbre que como un reclamo esperaba su llegada. Allí estaba, junto al pequeño estanque por primera vez después de mucho tiempo. La mirada se posó en las transparentes aguas buscando a los pececillos de colores con la ilusión de una niña pequeña cuando contempla por vez primera un acuario.

Por fin podía saborear el aroma que desprendían las rosas, los jazmines, toda la gama de fragancias de la variedad de flores y plantas aromáticas que allí, en aquel bello jardín había plantado en su juventud y que todavía seguían floreciendo todas las primaveras. Ella ya no podía hacerse cargo de su cuidado como lo hacía antes, así que había contratado los servicios de un jardinero para esa tarea y así, su hermoso vergel se mantuviera tan esplendorosos como siempre. En su interior sitió un gozo y una placidez indescriptibles al sentirse viva, al  haber podido cruzar por sí misma la puerta que la separaba de aquel lugar que tantos recuerdos le traía.

El aire puro, el cielo límpido sin contaminantes que enturbiaran la atmósfera le ofrecía el mayor de los deleites, era un auténtico regalo para su espera. Saboreaba con verdaderas ansias el momento que estaba viviendo, sabía que quizá no podría volver a salir por su propio pie al jardín, así que quería conservar en sus sentidos todas las fragancias, sentir en su piel el suave roce del aire que parecía venía a darle la bienvenida en aquel espléndido y soleado día de primavera.

Allí, en su butacón de mimbre se acomodó y se dejó seducir por las sensaciones y emociones que la embargaban, se adormeció acunada por los rayos de sol que acariciaban su rostro. En un semisueño vio transcurrir su vida al lado de la persona amada, años de plena felicidad a pesar de no haber tenido el preciado regalo de ser padres. Aceptaron ese hecho sin traumatismo alguno y sin que eso fuera un obstáculo para ser felices.

Las puertas de su hogar siempre estuvieron abiertas para vecinos y amigos y se consideraron siempre muy afortunados por tener la gran suerte de poder disfrutar de las risas y diabluras de todos los niños que se acercaban siempre atraídos por el colorido y la fragancia que ofrecía el jardín desde fuera. Siempre los recibieron con alegría y les hacían pasar dentro para que pudieran disfrutarlo de cerca con sus juegos infantiles.

Con el tiempo se convirtió en hábito, así que todas las tarde les preparaba una suculenta merienda con la que los pequeños se deleitaban. Las visitas se mantuvieron mientras duró la infancia y después, una vez alcanzada la edad adulta, los chicos y chicas continuaron visitando su hogar y gozando de la mutua compañía. Cuando su esposo falleció sus visitas se incrementaron y estuvieron siempre pendientes de ella, dándole todo el amor, consuelo y cariño como fruto de la semilla que fue sembrada en sus corazones desde la edad infantil.

El sol le daba de pleno calentando su cuerpo mientras dormía plácidamente con una sonrisa dibujada en su rostro. Una voz suave, cálida, muy conocida y amada se acercó a ella y en un tono de ternura infinita le susurró al oído: Despierta mi amor, ya llegaste a tu destino, ya has cruzado el umbral, ahora estamos juntos por siempre para gozar de nuestro amor eternamente.

Abrió los ojos lentamente y se fundieron en un abrazo mientras lágrimas de dicha rodaron por sus mejillas.

En el interior de la casa, en la habitación principal, el cuerpo de una anciana yacía en su lecho con una expresión en el rostro de completa placidez. La estancia se iluminó de repente, un haz de luz se proyectó en el lecho y atravesó el umbral elevándose hacia el infinito.




Imagen de la red




martes, 9 de noviembre de 2021

QUISE...






Quise alcanzar tu luz, conquistar tu mundo, perderme en la inmensidad que hay más allá de la simple apariencia. Quise abrazar tu halo y respirar tu polvo de estrellas. Quise ser nube y desplazarme contigo por el azul del cielo, cabalgar a lomos de Pegaso divisando desde el espacio la divinidad del Universo.




Imagen de la red







domingo, 31 de octubre de 2021

EN TU CIELO










Miro hacia el cielo en esta noche serena, embelesada queda mi mirada ante tu grandeza. No imaginas lo que produce en mi interior, la emoción, las sensaciones que despiertas.

Alzo la mirada a tu cielo con embeleso, me seduces con tu magia, me hipnotizas con ese halo de misterio que desprendes. Sigo el recorrido de las nubes, te ocultas, reapareces, brillas esplendorosa y nuevamente quedo prendada ante tu belleza universal. 

Luna, estrella, inmensidad celeste que conquistas mi ser cuando alzo la mirada y me pierdo en tu espacio fundida en tu grandeza.





Fotografías de mi autoría tomadas en Olesa de Montserrat (Barcelona)






jueves, 15 de julio de 2021

EN CADA TIEMPO

 







Me acoges en tus brazos y me envuelves con tu sutil encanto, sucumbo al embrujo de la mirada de fuego que ilumina el firmamento. Sin parpadear mantengo el pulso que me lanzas desde el otro lado, mi resistencia es nula, me debilito por momentos ante el espectáculo que me envuelve.

Me acoges en tus brazos y acunas todos mis desvelos, las añoranzas se rebelan contra todo pronóstico incierto. Me conforta y me consuela saber que de algún modo me observas y en mi caminar me acompañas un mundo tras otro.

Noctámbula te busco entre las doradas horas que surcan mi universo, la esperanza de llegar a alcanzarte con la caricia de mi mirada, el deseo de hallarte en mi vuelo y transportarme hacia lo lejano y lo próximo sin líneas divisorias que separen los encuentros de las almas que recorren los tiempos, retornando una y otra vez, fundidas en las miradas perpetuas que sellan el amor eterno.

En cada tiempo un mensaje, en cada encuentro la breve fricción de deseos que del letargo despiertan, en cada mundo un nuevo cuerpo, en cada instante se perpetúa el no-tiempo, en cada vida la espera de las almas de encontrarse de nuevo y romper el hechizo que las condena a vagar errantes por el Universo.

 

 

 


Imagen de la red







lunes, 28 de junio de 2021

SÉ DE TU EXISTENCIA

 






Sé de tu existencia, sé que en algún lugar entre el arco iris y la aurora boreal te encuentras. Sé que en algún momento te conocí y pude beber de ti el contenido total de tu esencia, elixir que prende la llama que al corazón alimenta,  néctar de amor que vive atrapado en otra dimensión, coexistiendo entre la realidad, la ensoñación y el recuerdo perpetuo.


Quizá seas ese punto de luz que reclama mi atención y que tanto me fascina, quizá seas la estrella fugaz que en la noche me busca y en mis sueños se introduce y me acaricia. Sé de tu existencia porque de la mía formas parte. 
Sé que el día llegará, no importa cuándo ni en qué lugar, no importa en qué mundo ni en qué tiempo, sé que sin soñar nuestras almas se encontrarán en el oportuno momento y en una danza eterna se unirán nuestros universos.

Amor que deambula entre la esperanza de lo cierto, amor que habita en cada rincón del alma, amor que se anuncia en el ritmo de mi acelerada respiración, en el desbocado latir del corazón que te sabe cerca, amor que acude a tu llamada cuando en silencio me nombras y en mi almohada dibujas tu nombre con tu aliento. Sé que te aproximas y perturbas  mi sueño, sé que es tan grande mi anhelo por recibirte en mi morada como inmenso es tu anhelo para que se produzca la magia que propicie el encuentro.

Será el deseo de la entrega de lo que en el alma quedó grabado, será que las dimensiones de lo reservado crecen y se agrandan cada día que pasa y la serenidad se impacienta y el corazón te reclama y la razón se desespera y el tiempo se torna denso y el deseo se hace acuciante por impregnarse con la fragancia que emana tu esencia.

Amor soñando despierta, seducida por el aroma que de tu nombre me llega envuelto en polvo de estrellas.
Amor que en mis sueños moldeo y en él esculpo mi cielo con el sonreír de tu mirada. Amor que en mí habita desde la noche de los tiempos.

¿Sabes cuán grande es el caudal que de mi río fluye? ¿Sabes cuán grande es el flujo de amor que de mi fuente mana? ¿Sabes qué tan hondo y profundo es su interior que por mucho que dé y regale nunca queda vacío, de nuevo vuelve a completarse?

Fuente de amor inagotable, inextinguible en el alma permanece sin que pueda desvanecerse por el constante transcurrir de todo tiempo. Por cada latido que mi corazón te entrega en mi interior se crea el doble de espacio para ser completado de nueva magia.


No hay latido que a ti no se dirija, no hay día en que no te sienta cercano, no hay noche en que no te sueñe, no hay madrugada en que no me abrace a tu forma en mis sueños ideada. Sé que existes y no es un sueño, sé que por mí tu alma espera con la misma emoción con la que la mía a la tuya anhela... Almas que se complementan, almas de Amor...almas compañeras.





Imagen de la red




 

martes, 8 de junio de 2021

CÁLIDO ABRAZO

 







En la calidez de tu abrazo me entrego al deleite de ser por un instante una parte de ti, una contigo, fundida en tu ser, formando parte de cada partícula, de cada órgano, de cada una de tus células, de cada pliegue de tu piel. Siento en esa unidad el acompasado latir de los corazones fusionados en el mismo latido, bombeando amor, siendo eco del diálogo de un mismo sentir más allá de lo físico.

En la placidez del abrazo los cuerpos danzan en la melódica sinfonía que el corazón desgrana en un pentagrama de mágicas notas en el que el tiempo se diluye, se evaporan los pensamientos avivando los sentidos, transmitiendo al alma serenidad y calma que el dulce contacto suscita.

Se congela el instante de suaves acordes, envolviendo cuerpo y alma en el sereno vaivén por el que transcurre un flujo de emociones enervando la piel en la brevedad de cada latido por el que discurre el torrente de amor en perfecta conjunción de vida. 

En la calidez de tu abrazo mi ser se cobija envuelto en el suave contacto expresado sin palabras, sublime expresión de amor de los cuerpos enlazados, danzando al son con que late el corazón de las almas que se aman. 




Imagen de la red