sábado, 13 de julio de 2019

A CÁMARA LENTA












A cámara lenta captar quisiera hasta el más mínimo detalle de todos los espacios y recodos de los que se compone tu geografía. Cada fragmento de tu piel, cada ladera, cada pendiente y desnivel, todas las mareas y corrientes que manan y fluyen cual cascada imparable desde la profundidad de tu mirada. Las  mil lunas y soles rutilantes que reflejan tus pupilas iluminando el camino que conduce hacia tu alma.

A cámara lenta deleitarme quisiera con cada palabra de amor que el alma dicta y el corazón con su latir declama. Descomponer cada sílaba, cada letra por separado para después, más tarde, recrearme en deletrear tu nombre y volverlas a componer a mi aire inventando nuevas frases, nuevos poemas de amor que dedicarte.

A cámara lenta quisiera grabar cada segundo a tu lado transcurrido y que mi objetivo sea capaz de conseguir hasta el más leve suspiro, el más perfecto fotograma, la más bella radiografía que retenga mi retina al introducirse en ti y llegar a tu ser más auténtico, tu esencia, inyectar tu alma de amor, el más puro néctar, elixir de amor del que mi ser se alimenta.

A cámara lenta quisiera que el tiempo transcurriera, que la noche se detuviera en el amanecer y el nuevo día nos sorprendiera enlazados nuestros cuerpos, piel con piel, latido contra latido, fundidos en el dulce abrazo de un amor captado a cámara lenta, sublimando a perpetuidad el momento guardado en la memoria del tiempo.







Imagen de la red










martes, 2 de julio de 2019

REENCUENTRO














Hacía tanto tiempo que te esperaba, hacía tanto tiempo que echaba de menos el alegre alboroto de tus aguas. Durante tanto tiempo se mantuvo el alma comprimida esperando con ansia el reencuentro que cuando por fin llegó el momento deseado no puedes imaginar siquiera la emoción que me embargó por dentro. Corrí a tu encuentro y me abracé a ti con desesperada alegría sin poder contener lágrimas de dicha plena que rodaron por mis mejillas.

No sabes mi querido amor cómo te he añorado, cómo he deseado tu contacto, tus húmedas caricias, tus besos frescos, tu espumoso manto envolviendo mi cuerpo. Hacía tanto tiempo que vivía soñándote, tantísimo tiempo que no escuchaba tu susurro entibiando mi cuerpo y mi alma que al viento le imploraba que tu eco en su silbido me acercara.

Hacía tanto que no me perdía en ti, en tu serena calma que llevo pendidas en mi pecho caracolas que de ti me hablan cuando lejos te tengo y se interpone entre nosotros la distancia. Caracolas que acerco a mi oído una y otra vez con amor desmedido para escuchar tu rumor, para saber de ti cuando te presiento y me llamas y presurosa contesto a tu reclamo y acudo al sonido de tu llamada.

Te he soñado, te he cantado, he escrito mil poemas envueltos en alegrías y también en lágrimas de añoranza. Odas a ti dedicadas para que supieras, para que no olvidaras que siempre en mi corazón te llevo, que no se borró de mi corazón tu recuerdo, que la distancia me duele y me perfora el alma.

Tan grande es el amor que por ti siento que no concibo estar de ti nunca más alejada.Siento el inmenso placer de saber que me amas en la misma proporción y medida que mi ser te ama. Amor recíproco nos une y nos abraza, amor sincero, amor con fuerza marina que rompe miedos y vence obstáculos. Amor que hacia ti me lleva y como un imán me arrastra hacia tu morada.

Hacía tanto tiempo que contigo no danzaba que grabé en mi corazón la música que para mí creabas y dancé en mis sueños contigo y me fundí en ti en la inmensidad de tus aguas.

 El amor me llevó hacia ti, la añoranza implacable de sentirme de nuevo acariciada, hoy se produjo el reencuentro que durante tanto tiempo llevábamos aguardando. Hoy te abracé y lloré emocionada fundiéndose la sal de mis lágrimas en la sal de tus azules aguas. Rebosaba todo mi ser de alegría mientras tú me susurrabas y tus brazos me abrías para reconfortar tantas añoranzas.

Eres el amor que nunca morirá, eres el Mar de mi niñez, Mar de mi adolescencia, Mar de mi juventud, Mar de mi madurez, Mar que paciente me aguardas...Mar sereno con corazón y alma. 










Imagen de la red











viernes, 28 de junio de 2019

NOSTALGIA















Volvió a posarse sobre mí la mano doliente de la vieja nostalgia. Se dispararon las emociones al evocar tu imagen en la oscura noche en que se agotaron los suspiros y perecieron las lágrimas. Volvieron a latir los recuerdos en secuencias prolongadas que sumieron a mi alma en el desvelo.

No fue capaz la distancia de borrar la memoria del corazón, ni el transcurrir del tiempo pudo eliminar la huella que el amor a su paso dejara grabada en mi corazón por siempre. Vivo sigue y late y late y latiendo vive y no se apagan sus latidos con el oscuro silencio. Se aceleran y renacen y a la superficie brotan cuando te pienso y te recuerdo, cuando en mi mundo me aislo y contigo, inmersa en ti me quedo. Cuando sin querer la mano tiendo creyendo que estás junto mí, a mi lado, y compruebo con desconsuelo que solo rozo el vacío hueco que queda entre mi mano y mis deseos.

Me invade la nostalgia  cuando en mi sentir me recreo y tan cierta siento tu presencia que mis sentidos todos al mismo tiempo del letargo despiertan y como una caricia de cumplidos anhelos se impregna mi alma del aroma de tu esencia. Fragancia de amor de otros tiempos, aroma que inunda hasta el último de los rincones en los que habita mi alma. 

Nostalgia nueva, vieja nostalgia que produce el recuerdo al tomar consciencia del vacío que en mi ser provoca tu ausencia.




Imagen de la red

lunes, 24 de junio de 2019

MAR










  Me dejo mecer por el suave vaivén de tus olas,

 leve murmullo,

 brisa salada,

 rumor de espuma blanca. 

Bella es la sinfonía que descifro en tus mensajes,

 melodía de sosiego y paz,

de amor y armonía, 

de caricias marinas, 

de aromas salinos con sabor a besos 

y cálidos abrazos. 

 De las profundas aguas emerge el eco 

del cantar alegre de estrellas marinas,

  caballitos de mar 

y arrecifes de corales aplaudiendo la bella serenata.

 Cangrejos violinistas desfilan con sus festivos trajes,

  felices y sonriendo se acercan a mi lado. 

 Desgranan y me dedican alegres notas marinas

 con las que mis sentidos se deleitan

 y con agradecimiento acoge mi alma.

 Me recreo embelesada en la magia del momento 

y fluyo

 y vibro

 y sueño

 y me hago una contigo

 en el armónico compás de la melodía dedicada. 

Te acercas envolvente y sinuosa,

te alejas sin abandonar la orilla dejando tu estela blanca.

 Me uno a tu provocador juego

 y en tus aguas me fundo 

y a ellas con gozo me entrego

en un vaivén encadenado en el que se arrulla mi alma.

  Sonríes satisfecha con mirada cómplice,

 me seduces sin saberlo,

 me mimas,

me das calma,

 mi corazón palpita bajo tus aguas.

 Encrespas tus ademanes

 y me invitas a ser viajera en la espuma de tus alas.

Te acicalas y para mí te vistes con tus mejores galas,

  en tu manto de espuma me envuelves 

 y siento que tu amor me abraza

 con la misma intensidad y ternura

 con que te abraza mi alma.

 Mar en calma, 

mar bravío, 

mar que conmigo vibras

 y en tu vibración mis emociones se desatan.

Me sumerjo en tu embrujo, 

me detengo en tu orilla,

 te contemplo con mirada extasiada.

 Cautivaste mi corazón y por siempre te entregué mi alma. 










Imagen de la red












martes, 4 de junio de 2019

EN LA MAÑANA












Con los primeros rayos de la mañana

 con que el astro rey anuncia un nuevo día.

Con los primeros rayos de sol que con timidez despuntan

 y por las ventanas suavemente se filtran.

 Con la primera ráfaga de suave brisa

 que a mi rostro acerca el nuevo día.

Con la magia y el encanto del sinfónico canto

 con que los pájaros al día dan la bienvenida. 

Con el placer de renacer en cada nota de color

 con que el firmamento la mañana me obsequia.

Con el despliegue natural 

con que la luz solar mi alma besa y mi cuerpo acaricia.

 Mágico es el momento en que mis ojos abro y me contemplo

 avivando la vida que permanecía en silencio. 

Mágico momento en que me desperezo

 y me deleito inhalando el fresco aroma a lavanda, 

fragancia floral que el viento dispersa

 y generoso me hace el honor de su ofrenda.

Envuelta en bellas sensaciones con agradecimiento acoge el alma

  nuevas oportunidades con miles de distintas fragancias

 que se instalan en la mañana penetrando en mis sentidos.

 Nuevo amanecer, nuevo despertar, 

nuevas sensaciones plenas de vida, 

vibraciones sutiles,

 fluir de armónicos que impregnan mi alma como suave caricia.









Imagen de la red






sábado, 25 de mayo de 2019

MANOS












Manos tiernas,

 manos suaves, 

manos endurecidas,

manos amantes.

 Manos de tacto sabio. 

manos que generosas se abren.

 Manos con surcos de tiempo en sus palmas grabados.

 Manos que imploran, 

manos que entregan, 

manos que reciben,

 manos que regalan. 

Manos que acarician,

manos que solicitan ser acariciadas.

Manos que buscan el contacto, 

manos que encuentran alivio en otras manos.

 Manos que sanan heridas,

 manos que hablan en mudo lenguaje.

 Manos que expresan alegría, 

manos que muestran llanto.

 Manos que abrazan, 

manos que besan, 

manos cansadas, 

manos plácidas.

 Manos transparentes, 

manos ajenas,

 manos golpeadas, 

manos incansables.

 Manos que unen manos, 

manos que crean lazos.

Manos que brindan amistad, 

manos de amor,

manos del mundo.

 Manos hermanadas...manos humanas.  










Imagen de la red








miércoles, 8 de mayo de 2019

VIDA










Brotó con fuerza de entre las aguas que remolinos en su rebeldía formaban, brotó con fuerza como impelida por un resorte impregnando el ambiente con su dulce aroma. Como inmenso geiser se  abrió paso desde el mismo centro de la la tierra, allí estaba, majestuosa cual diosa de la mitología griega. Renació una vez más de entre las profundidades mostrando cuán grande es su belleza, luz resplandeciente coronaba su hermosura, luz pura que cegaba con la mirada los ojos de quien la contemplara.

Emergió de entre el silencio que al crepúsculo acompaña, amalgama de destellos complementan el lumínico espectáculo. Rojos y dorados se reflejan en el firmamento, vida traía en su regazo la luz del día, vida propagaba con sus amantes destellos, vida ofrecía sonriente, vida en un explosivo avance de memoria perpetua.

Parturienta constante la tierra a ella se abraza, pleitesía le rinde como muestra y reconocimiento a su única reina. Bienvenida de nuevo, el viento proclama, impaciente espera el nuevo día para contemplar el gozo con que los rostros sonrientes la acogen. 

Nuevo aire se renueva, impetuosa con su entrada dispuesta a comenzar su danza a la que al mundo invita. Bienvenida seas de nuevo a iluminar la tierra con tu sonrisa, bendito esplendor que deja en los seres del planeta. Diosa esperada,  amando tanto, en cada amanecer, en cada nueva mañana  tu ofrenda dejas como el más bello y preciado de los regalos, Vida ofreces con los primeros rayos que proclaman tu llegada.










Imagen de la red